ROEDORES: CASO #1

Pequeño ratón que se pasea por la cocina y por el patio libremente; no conoce un mundo mas allá de ese queso rancio en la cocina. entonces una sala y una habitación que le permiten soñar con libertad, pero en donde seguramente desde antes que llegue ya lo están esperando para asesinarlo; Se agacha, toma el paquete y corre, corre como si un gran y feroz animal viniese tras de él. Diez minutos de correr y se detiene en contra de su voluntad la cual definitivamente no es grande. Mira hacia atrás, mira a la derecha, ya no puede sentir esos pasos que lo seguían y sin hablar le pedían que se dejara alcanzar.

Así fue, como cualquier persona habría hecho; después de descansar unos minutos hasta que su cuerpo le permitió seguir, milagrosamente logró escapar de aquellos quienes le seguían. La torpeza sin duda alguna ya estaba hecha, la suerte que casi nunca estuvo presente en su vida; tampoco esa noche se acordó de él. ¡En tiempos de grandes habría posibilidad de que alguno que otro ratón terminara transformándose en un grandioso y melenudo león! (es algo difícil saber) Pero en estos días, ¿por qué alguien decidiría tratar de ser un capo cuando ya ni siquiera los mas famosos son capos de verdad? ¿Habría en esto algo de obsesión o mas bien estupidez?

Hacía unos ocho o nueve años que Wilfrido trataba de meterse en el negocio; fue a bares de mala muerte que abundaban en el centro del valle, tratando de encontrarse con la dicha de que alguien le ofreciera algo para hacer. Su sueño o mas bien su idea de vida, ser un mafioso, lograr dinero fácil y salir de pobre. Cuando era joven vio a muchos que parecían triunfar y luego los vio morir, pero esto no pareció asustarlo, al contrario el siempre fue decidido. (como mosca al dulce fresco y pegajoso del cual difícilmente podrá despegarse) Tomaba el auto de su padre y salía en busca de chicas; Wilfrido era un hombre aficionado a las mujeres y cuando podía salía con algo del dinero que su hermano le regalaba, tomaba el auto del padre y salía a recorrer a ver que encontraba.

 

Yo recuerdo a ese muchacho dijo el viejo. es moreno alto y fornido. Se pasea por las calles, siempre luce desubicado. Algunos dicen que es medio ciego y hasta tartamudo.

 

Wilfrido logró conectarse con el señor Codazze en el verano del dos mil nueve ; La mafia para esa época era tratada con tal respeto, se podría decir que ser capo era algo muy bien visto por la sociedad.

¿Qué? ¿Dónde puede encontrarlo? exactamente no podría decirlo amigo mio, yo tengo entendido que el loco Wilfrido como le dicen por aquí; suele frecuentar por las noches un bar en el centro del valle, eso es lo que sé.

Lo buscaron por todas partes, casi no lo encuentran; (la mafia no es todopoderosa) pero, un viejo zapatero inocente y hablador, las casualidades de la vida y la suerte, enemiga declarada de Will; fueron la combinación perfecta para que tres gigantes entren a la casa destrozando la puerta y encuentren al buscado.

el señor Codazze lo quiere vivo, que lo esperemos decía uno de los tres gigantes mientras colgaba el celular que tenía en su mano.

Los otros dos le daban la paliza de su vida al Willi, le daban duro; uno lo sostenía por el cabello y el otro le pegaba con unas ganas enormes. La sangre estaba enrojeciendo el suelo, los dos hijos pequeños veían junto a la esposa amarrados como le partían toda la boca al Willi. Tenía la cara reventada, pero igual le daban más duro.

Finalmente el señor Codazze llego; su auto se estaciono en la puerta y entró en la casa, will al verlo le dijo:

por favor, yo no sabía que era policía, yo no; el señor Codazze lo miró y disparó sin decir ninguna palabra con toda la frialdad del caso tres tiros uno a cada uno de los niños, luego a la esposa, con cara de calma se acerco a Wilfrido le fracturo gravemente las manos, le roció un químico ácido en los ojos y lo dejo allí… con vida.

Pequeño ratón que se pasea por la cocina y por el patio libremente; no conoce un mundo mas allá de ese queso rancio en la cocina. entonces una sala y una habitación que le permiten soñar con libertad, pero en donde seguramente desde antes que llegue ya lo están esperando.

 

FREDY CALDERON.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: